lunes, 9 de noviembre de 2009

corrientes colonizadoras

Conquista del actual Territorio Argentino

La conquista del basto territorio de la plata se realizo a partir de tres itinerarios de penetración, este oeste y norte conformaron tres corrientes colonizadoras que, con objetivos y características diferentes, sentaron las bases de la futura ciudades argentinas.
La primera corriente fue el resultado de una empresa concertada en España de acuerdo con la capitulación de 1534, en tanto que las dos restantes surgieron como consecuencias de “entradas” expansivas iniciadas en Chile y Perú.
Las expediciones de Solís, Magallanes y Caboto fueron las primeras en arribar al litoral atlántico Argentino. El viaje de Caboto señala una etapa de transición entre el descubrimiento y la conquista de la cuenca platense. Las difundidas leyes relacionadas con “las sierras de la plata” otorgaron un particular entusiasmo por estas lejanas regiones; pero, además, la corona no veía con buenos ojos la actitud francamente expansiva de los portugueses del Brasil.
A diferencia de otras regiones de América, el actual territorio argentino no poseía metales preciosos, estaba escasamente poblado y se encontraba afuera de los circuitos comerciales establecidos por los españoles. Esto hacía que los capitales privados no encontraran atractivo para financiar expediciones a esta región, que no ofrecía beneficios inmediatos ni deslumbrantes, y que tampoco se podían generar en el mediano plazo, lo que provocó que la conquista de esta zona fuera tardía.
El proceso de conquista y colonización del territorio argentino se realizó básicamente desde el Alto Perú (actual Bolivia): se buscaba una salida al Atlántico, lo que requería avanzar hacia el sur, expandiendo la frontera mediante la anexión de territorios ocupados por los aborígenes y estableciendo puertos de comunicación directa con España.


Los primeros en llegar:

Díaz de Solís: Juan Díaz de Solís (Lebrija Sevilla) , 1470[1] [2] - Punta Gorda, Uruguay, 20 de enero de 1516) fue un navegante español, descubridor del Río de la Plata.
El primer arribo español a las tierras de la plata se produjo en 1516, año en que el marino Juan Díaz de Solís descubrió el Río de la Pata. Este navegante fue muerto por los nativos cuando, con algunos de sus compañeros, intento tomar posesión de la margen oriental del río.


Magallanes: Fernando de Magallanes, también conocido como Hernando de Magallanes (Ponte da Barca, Minho, Portugal, primavera de 1480 - Mactán, Filipinas, 27 de abril de 1521) (en portugués Fernão de Magallanes), fue un navegante portugués.


Sebastian Caboto: Sebastián Caboto o Sebastián Gabato (c. 1484 – 1557), originalmente Sebastiano Caboto, fue un marino, cartógrafo y explorador italiano, nacido en Venecia. Hijo de Juan Caboto. Estuvo al servicio de Inglaterra y España. Es conocido por sus exploraciones americanas en el siglo XVI.
Este marino al servicio de España fue comisionado para realizar el mismo itinerario de Magallanes-Elcano. En la isla de santa catalina se puso en contacto con algunos de los náufragos de la expedición de Solís quienes le informaron de la existencia de una fabulosa región rica en metales preciosos.


La corriente Colonizadora del Este:


Provenientes de España, llegó por el Río de la Plata y el Paraná. Fue la más importante por su continuidad y por las ciudades que fundaron como Buenos Aires (1536 - 1580), Asunción del Paraguay (1537), Santa Fe (1573), Corrientes (1588).
La colonización llevada a cabo en el este de nuestro país quizás sea la más conocida, tanto por los lugares fundados como así también por los conquistadores que la realizaron.
La primera expedición que llegó al Río de la Plata fue la de Juan Díaz de Solís en Enero en 1516, que desembarcó en las costas de Uruguay. Luego de esta instalación, Solís es atacado y muerto por los indios de la zona.


La corriente pobladora del norte, ocupa la “región del Tucumán”


Bajaba desde el Perú y llegó por la Quebrada de Humahuaca dando origen a las ciudades de Santiago del Estero (1553), San Miguel de Tucumán (1565), Córdoba (1573), Salta (1582), San Fernando del Valle de Catamarca (1683), La Rioja (1591) y San Salvador de Jujuy (1593). Se caracterizaron por un desarrollo urbano y cultural con asentamiento poblacional y crecimiento económico.

Esta región se extendía sobre las actuales provincias de Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Jujuy, Catamarca y Córdoba.
El primero en ingresar al norte de nuestro país fue Diego de Almagro en 1536, pero no realizó ninguna fundación ya que ese no era su objetivo.


La corriente pobladora del oeste, ocupa la región de cuyo:

Llegó desde Chile y así nacieron las ciudades de Mendoza (1561-1562), San Juan (1562) y San Luis (1594). Pero una vez creado el Virreinato del Río de la Plata fue decayendo como conglomerado poblacional.
La exploración del territorio puso a los conquistadores en contacto no solo con una naturaleza desconocida, sino con sus "verdaderos dueños": los "pueblos originarios". Estos pueblos vieron truncada su posibilidad de desarrollo cultural al entrar en interacción con los europeos. Sólo algunos de ellos lograron sobrevivir a los cambios que el devenir histórico les impuso dentro de la Sociedad Colonial.
La región de Cuyo fue explorada por Francisco Villagra, sin embargo, años mas tarde, el capitán Pedro del Castillo fundó la ciudad de Mendoza, el 2 de Marzo de 1561.



1 comentario: